Consejos
Babaria te cuida

Consigue un bronceado más duradero y una piel cuidada

Llega el verano y con él la carrera para alcanzar ese bronceado perfecto que querremos prolongar en el tiempo. Pero para conseguir este objetivo no debemos comprometer la salud de nuestra piel. Y es que, algo que muchos olvidan, es que una piel cuidada, no solo responderá mejor ante el sol sino que conseguirá mantener por más tiempo ese tono en la piel que tanto queremos alcanzar.

¿La solución para estirar el verano en tu piel todo lo posible? Fácil. Incorpora After Sunbathing en tu rutina de cuidado diaria durante estos meses de sol, y notarás la diferencia en la piel.

Si quieres saber más sobre la utilidad de este producto, no te puedes perder todo lo que te vamos a explicar a continuación.

 

Cómo usar After Sunbathing

¡Empecemos por el principio! Como te hemos adelantado, el after sunbathing será tu mejor aliado este y todos los veranos si lo que quieres es conseguir una piel bronceada durante más tiempo. Pero, ¿sirve cualquier producto para tu piel? ¿Sabes lo que tienes que comprobar antes de aplicarlo? ¡Te lo contamos!

 

Comprueba la vida útil del producto una vez que se ha abierto

Muchos lo saben y otros no, pero todas las cremas o productos que usamos para la piel, incluidos los solares, tienen una vida útil después de abierto que no suele exceder los doce meses, por lo que si reutilizas tus productos solares del año pasado, estos posiblemente no te brindarán la protección que tu piel necesita, ni podrán cuidar de ti como sí lo habrían hecho dentro de su periodo de utilización.

¿Quieres saber cuál es el tiempo de uso recomendado para utilizar tu after sunbathing? Comprobarlo es muy sencillo. En el reverso de tu envase encontrarás una etiqueta que lo indique; esta especificación viene determinada por la ilustración de un bote redondo destapado, el número de meses indicados para el uso en número y una “M” mayúscula sucediendo la cifra. De esta forma, si encuentras la silueta del bote con un “12M” detrás, el etiquetado te estará indicando que el producto habrá perdido algo su efectividad, por lo que mejor no utilizar el producto por más de un año.

 

No lo uses solo cuando te quemas

Al exponer tu piel al sol durante horas o hacer que esté en contacto continuo con la sal o el cloro, esta puede verse alterada y perder su hidratación natural, facilitando la descamación.

Un consejo para evitar que la piel se seque y cuarteé, perdiendo el bronceado, es prevenir llegar a este punto. Por lo que distribuir sobre la misma, después de cada exposición al sol, un producto capaz de hidratar, calmar y aliviar, se convierte en la mejor solución y método de prevención para alcanzar una piel jugosa, hidratada, libre de descamaciones y bronceada por más tiempo. Y es justo para esto para lo que están formulados los geles y brumas after sunbathing.

Conclusión: no esperes a quemarte, preve las quemaduras y aplica after sunbathing después de exponerte al sol para no perder ni un ápice de hidratación.

 

Comprueba sus ingredientes

Quieres que tu piel esté calmada, ¿verdad? Busca ingredientes que calmen, hidraten y ayuden a regenerar. Este es el mantra perfecto para hacerte con un after sunbathing efectivo, ¡no hay más!

¿Qué ingredientes pueden ser beneficiosos? El Aloe Vera y el Ácido Hialurónico, por ejemplo. El Aloe Vera ayuda a la cicatrización e hidratación de la piel, por lo que es un ingrediente perfecto para aplicar después de tomar el sol. El ácido hialurónico, por otra parte, es una molécula que se encuentra de forma natural en el cuerpo y que ayuda a la regeneración de la piel y a mejorar la hidratación de la misma.

Busca en la lista de ingredientes de tu after sunbathing alguno de estos dos, y tendrás los beneficios del producto asegurados.

 

Por qué usarlo

Como ya te hemos contado, la clave para prolongar el bronceado (deseo que todos compartimos), es evitar la descamación. Pero además de este motivo, otra gran razón por la que debemos usar un reparador post solar, es para rehidratar la piel, cuya nutrición se ve perjudicada tras la exposición continua al sol.

 

Hidrata y calma

No esperes a sufrir por la exposición al sol, calma, hidrata y refresca aliviando inmediatamente la sensación de tirantez en la piel. De esta forma tu cuerpo estará siempre cuidado y preparado para recibir bien el sol en ocasiones posteriores, sin sufrir ningún tipo de daño.

¡Y recuerda! Un buen cuidado de la piel, exige del uso frecuente de protector solar durante la exposición. Este hábito junto con el uso de after sunbathing de forma posterior, conseguirá mejorar la salud de tu piel y evitar que esta sufra o desarrolle problemas en el futuro. 

 

Evita la descamación y prolonga el bronceado

Cuando la piel no ha sido capaz de asimilar bien el sol que ha recibido, se quema y descama posteriormente como mecanismo de protección. ¡Recordad! Es muy importante usar protector del factor adecuado según las características de nuestra piel, para no llevarla a este punto, ya que como sabemos, este tipo de daños pueden traer consecuencias negativas para la salud a largo término.

No obstante, a pesar de usar protector, debemos seguir cuidando la piel después de haberla expuesto para solventar o evitar daños. Una forma de no caer en la descamación, es usar este tipo de productos. Y es que cuando la piel está enrojecida (o para conseguir que no se enrojezca) es necesario refrescarla e hidratarla y aquí es donde entran los productos after sunbathing.

Es muy importante, además, que apliquemos este tipo de productos durante las primeras horas tras la exposición al sol para que estos puedan actuar sobre nuestro cuerpo con total efectividad. De este forma, no solo conseguiremos mantener la piel sana, sino que así podremos prolongar el bronceado.

 

Nuestras recomendaciones

Ya sabes cómo y por qué utilizar after sunbathing para conseguir que tu piel esté siempre cuidada. Si ahora estás buscando un producto del que no desprenderte durante este verano, aquí van nuestras recomendaciones:

 

Cuatro opciones con Aloe

El Aloe Vera tiene propiedades cicatrizantes, regeneradoras, es hidratante y antiinflamatorio; por lo que un after sunbathing con este elemento como ingrediente principal, siempre será bueno para la piel.

Teniendo en cuenta que este será el efecto conseguido en tu cuerpo, te dejamos varias opciones para que escojas la que más se adapta a tu búsqueda:

 

Bálsamo para reparar después del sol Aloe Vera:

Además de Aloe Vera, contiene vitamina E, un antioxidante natural que actúa contra los radicales libres causantes del envejecimiento de la piel; y Alantoína, con propiedades hidratantes.

 

Bálsamo para después del sol Efecto Hielo:

Esta opción, contiene Manzanilla, que actúa como calmante sobre la piel, además de Vitamina B5 y Alantoína. ¿Lo mejor de todo? Tiene un efecto acción inmediata que refresca la piel al instante.

 

Spray Reparador Post Solar:

Si prefieres los productos en Spray al gel, esta opción es la tuya. Un producto con una fórmula exclusiva Instant Cooling Complex que combinada aloe y manzanilla, aportando a la piel máxima hidratación hasta 24 horas.

 

Bálsamo Reparador Aloe Vera:

Si quieres un producto versátil, quédate con este bálsamo; que podrás usar después del sol, después del baño diario o como loción corporal. Una solución con Glicerina con propiedades hidratantes, emolientes, humectantes y calmantes.

 

Ácido Hialurónico para la piel

Benefíciate del ácido hialurónico después de exponer tu piel al sol, un componente que ayuda a mejorar la hidratación de la piel.

 

Tropical Sun Gel Para Después del Sol:

Como ya te hemos comentado, una alternativa al Aloe Vera es el Ácido Hialurónico. En el caso de este Gel after sunbathing, se encuentra combinado con la Vitamina B5 y la Alantoína, que conseguirán mejorar la piel aportando hidratación y confort.

Babaria
te cuida
Conoce
Babaria

Pin It on Pinterest