Consejos faciales

Pon una rutina facial diaria en tu vida

11 Nov, 22

Lo sabemos: el día está lleno de obligaciones que ocupan tu agenda. Algunas laborales, otras familiares y otras que, simplemente, surgen de improvisto. Pero ¿qué ocurre con aquellas que giran en torno a ti? A veces descuidamos la parte más importante del día: nuestro propio bienestar.

En Babaria, queremos ayudarte a cuidarte un poco más cada día, por eso te traemos algunos tips para cuidar tu piel a diario, junto con una rutina de día y noche para que te animes a empezar ¡hoy mismo!



Por qué cuidar tu piel a diario

Todos los tipos de piel cuentan con unas necesidades específicas. Y una de ellas es compartida por todos. Así es, hablamos de la limpieza facial.
Tu piel se expone cada día a agentes externos. Algunos de ellos, como el maquillaje o la exposición solar, son aspectos que puedes controlar. Sin embargo, existen un sinfín de aspectos que no dependen de ti, tales como la polución urbana.
De modo que, para prevenir posibles brotes de acné, deshidratación, exceso de grasa o la aparición de impurezas, entre otras consecuencias del entorno, limpiar tu piel con los productos adecuados es la clave.



La limpieza facial perfecta, paso a paso

En el mercado existen todo tipo de rutinas faciales para cuidar la limpieza de tu rostro, pero pocas cuidan de ti a la par que cuidan del medioambiente. Y es que nuestros tratamientos están compuestos por un alto porcentaje de ingredientes de origen natural, certificado por AENOR. Además, las fórmulas de los productos son 100% veganas, así como nuestros envases y etiquetas son 100% reciclables y/o de origen reciclado.

Pero vayamos al grano. ¿Qué pasos tendrías que seguir para empezar hoy mismo con tu rutina facial Babaria? ¡Te lo contamos a continuación!



Para el día…


Paso 1: Gel Limpiador Matificante o Mousse Cremoso Limpiador

¿Tu piel es mixta o grasa? Entonces nuestro Gel Limpiador Matificante es el producto que necesitas para limpiarla en profundidad. Un producto que no solo purifica, sino que, además, equilibra la microbiota y reduce el exceso de grasa.

Por otro lado, si tu piel es normal o seca, nuestro Mousse Cremoso Limpiador formulado a base de Rosa Mosqueta, es la solución de hidratación y limpieza que necesitas. Una piel hecha terciopelo.



Paso 2: Gel Facial Exfoliante

No lo olvides: exfolia tu piel 1 vez por semana. Esta frecuencia de uso garantiza un cuidado intensivo en tu piel, eliminando impurezas y células muertas, además de una profunda hidratación dérmica, gracias a su contenido de Aloe Vera en forma de partículas exfoliantes biodegradables.



Paso 3: Mascarilla Facial Negra

Para limpiar tu piel en profundidad, utiliza una o dos veces por semana la Mascarilla Facial Negra, con la que detoxificarás el rostro, además de eliminar esas molestas impurezas que aparecen sin avisar.



Paso 4: Tónico Facial Calmante

La clave para eliminar la suciedad restante y tonificar la piel, manteniendo su PH natural, es utilizar un tónico facial. Su formulación a base de Aloe Vera y extracto de Manzanilla es ideal para cualquier tipo de piel.



Paso 5: Tratamiento facial diario

Una vez hemos limpiado nuestro rostro en profundidad, toca darle lo que necesita según nuestro tipo de piel.
Elige tu tratamiento específico entre nuestras líneas faciales: Ácido Hialurónico, Vitamina C, Retinol, Ácido Glicólico, Colágeno, Microbiota y Antimanchas, y da a tu propio bienestar el hueco que merece en tu día a día.





Para la noche...


Paso 1: Desmaquillante de Ojos y Labios

¡Empecemos! El primer paso para cuidar tu piel es retirar los restos de maquillaje tanto en ojos como labios. Este producto a base de extracto de Algodón es ideal para calmar la piel.



Paso 2: Agua Micelar Bifásica o Suave

Elige el Agua Micelar perfecta para tu tipo de piel. Si ésta es sensible o seca, la opción Suave, compuesta a base de Rosa Mosqueta, es perfecta para dejarla suave e hidratada ¡y sin aclarado!

Si, por otro lado, es normal, tu piel necesita el Agua Micelar Bifásica. Su fórmula, elaborada con Aloe Vera, elimina el maquillaje waterproof y las impurezas en solo una pasada, sin aclarado.



Paso 3: Gel Limpiador Matificante o Mousse Cremoso Limpiador

¿Tu piel es mixta o grasa? Entonces nuestro Gel Limpiador Matificante es el producto que necesitas para limpiarla en profundidad. Un producto que no solo purifica, sino que, además, equilibra la microbiota y reduce el exceso de grasa.

Por otro lado, si tu piel es normal o seca, nuestro Mousse Cremoso Limpiador formulado a base de Rosa Mosqueta, es la solución de hidratación y limpieza que necesitas. Una piel hecha terciopelo.



Paso 4: Mascarilla Negra o Gel Facial Exfoliante

Elimina impurezas y da a tu piel su dosis de detox semanal con una mascarilla compuesta por extracto de Pepino y Carbón Vegetal.

Por otro lado, exfolia tu piel para eliminar impurezas y células muertas. ¡Eso sí! Recomendamos su uso 1 o 2 veces por semana.



Paso 5: Tónico Facial Calmante

La clave para eliminar la suciedad restante y tonificar la piel, manteniendo su PH natural, es utilizar tónico facial. Su formulación a base de Aloe Vera y extracto de Manzanilla es ideal para cualquier tipo de piel.



Paso 6: Mascarilla Facial Microbiota Balance

Con tejido exclusivo Lyocell biodegradable y proveniente de fuentes sostenibles, cuida tu piel a la vez que protege el medioambiente. Disfruta de sus propiedades calmantes y nutritivas gracias a su concentración de Activo Prebiótico, que protege la microbiota dérmica y estimula las defensas de la piel. ¡Además, contiene el 100% de ingredientes de origen natural!



Paso 7: Tratamiento facial diario

No podemos terminar la rutina sin hidratar nuestra piel tras la limpieza. Elige tu tratamiento perfecto entre nuestras líneas faciales, Ácido Hialurónico, Vitamina C, Retinol, Ácido Glicólico, Colágeno, Microbiota y Antimanchas... y da a tu propio bienestar el hueco que merece en tu día a día.