Consejos
Mucho más Babaria

Cómo afecta el uso de la mascarilla a la piel

El uso de mascarilla en los espacios públicos ya es obligatorio en nuestro país. Una medida que no debemos desatender ya que es una de las claves para frenar la propagación del virus, junto con la distancia social. No obstante, el uso prolongado de la misma, si no tomamos las medidas necesarias, puede afectar a nuestra piel.

 

¿Quieres saber cómo evitar que tu piel sufra? Te lo contamos todo a continuación:

Afecciones que pueden aparecer

La mascarilla no deja de ser un complemento externo de nuestro rostro que, tras horas colocado, puede generar distintas afecciones tal y como ha señalado el Consejo de Dermatólogos.

Según fuentes especializadas, además del roce o la presión que puedan sentir algunas personas, la humedad localizada en la zona cubierta por la mascarilla y la reducción de la ventilación, puede derivar en la aparición de acné, rosácea o dermatitis seborréica, sobre todo en el caso de las pieles más sensibles.

En otros casos, aunque estos son puntuales, los expertos advierten de la posible aparición de úlceras zonas localizadas o incluso dermatitis irritativa que posibilita la aparición de inflamación y picores. Si sientes que tu piel está pasando por esto, es importante que visites a tu médico para poner remedio y evitar que la piel sufra.

 

Prevención, la base de una piel sana

Por suerte, conseguir llevar mascarilla sin que nuestra piel se vea afectada es posible si seguimos una rutina de belleza adecuada y adaptada a esta nueva realidad. Y, es que, de nuevo, no debemos olvidar que salir con este tipo de protección es de vital importancia para seguir protegiendo al resto del contagio del virus.

A continuación, te damos cuatro sencillas recomendaciones con las que podrás conseguir que tu piel se mantenga sana y cuidada con el uso de este elemento:

 

1. Hidrata tu piel con cremas hidratantes ligeras.

No es un secreto que a la hora de elegir tu crema facial hidratante de uso diario debas tener en cuenta tu tipo de piel. En este caso, eso es tan importante como elegir una crema hidratante ligera cuyas propiedades favorezcan a la regeneración de la piel ante agentes externos perjudiciales.

Nuestra recomendación es la Crema Facial Hidratante 24 horas Rosa Mosqueta, cuya composición a base de Aceite de Rosa Mosqueta no solo aumenta la hidratación cutánea, sino que además se trata de un excelente ingrediente que induce a la regeneración de la piel.

 

2. Elige un buen gel limpiador.

La limpieza facial es casi tan importante como el lavado de manos cada vez que vuelves a casa. Nosotros recomendamos el uso de un gel limpiador suave que cuide tu piel todos los días y la mantenga limpia de impurezas y bacterias.

¡Ojo! Es aconsejable que retires los restos de gel limpiador con agua templada realizando un suave masaje sobre la piel, y que escojas un gel acorde a tu tipo de piel. Nosotros de recomendamos nuestro Gel Limpiador Facial Aloe Vera, ya que su composición es apta para todo tipo de pieles, y limpia al mismo tiempo que hidrata y calma gracias a su principal ingrediente, el aloe vera.

 

3. No olvides el protector solar.

¡Mucho cuidado! La zona de nuestro rostro cubierta por la mascarilla puede parecer protegida de los efectos del sol al estar cubierta por ella, pero no es así. No bajes la guardia y continúa protegiendo tu piel cada día con un protector solar que se adapte a tu tipo de piel.

Además, tras haber pasado unos cuantos meses sin exponer tu piel al sol, te recomendamos que elijas una crema solar de alta protección como nuestro Fluido Facial SP50+ Piel Sensible, cuyo activo calmante beneficiará tu piel tras el uso de mascarilla.

Siguiendo las recomendaciones de los expertos en dermatología y los consejos enunciados anteriormente, conseguirás cuidar de ti mientras cuidas del resto.

Mucho más
Babaria
Conoce
Babaria

Pin It on Pinterest